La sombra del Tenorio

Día del acto: 11 de marzo
Horario: 20.00
Lugar: auditorio Pilar Bardem

‘La sombra del Tenorio’ es un texto del dramaturgo y director  José Luis Alonso de Santos, Premio Nacional de Teatro en 1986 y director de la Compañía Nacional de Teatro Clásico entre 2000 y 2004. En él reflexiona sobre la vida y cómo vivirla siendo actor secundario cuando se desea ser el protagonista. Amores y relaciones, criados y señores, se muestran como algunos de los elementos con los que juega el autor para ir mostrándonos la vida de Saturnino Morales que, enajenado por las fiebres, habla con una Sor Inés imaginaria.

Ha llegado el momento del ‘mutis final’ para Saturnino, un típico actor secundario, enfermo de tuberculosis y apartado en un hospital para pobres. Se prepara para el instante en que caerá el telón de su vida y, sin embargo, no quiere despedirse del mundo sin interpretar su personaje soñado: Don Juan Tenorio.

Él, que siempre hizo de criado, de gracioso, del eterno secundario, tanto en la vida como en el escenario, quiere en esta postrera hora de su existencia, y ayudado por un público imaginario que le escucha y observa desde la oscuridad, subirse a las tablas para ser, aunque sea por una sola y definitiva vez en su vida, el actor principal.

La propuesta es el fruto de la carrera profesional de su intérprete, Chete Guzmán (Madrid, 1959; residente actualmente en Rivas). En el escenario, a solas, arropado por las luces y envuelto en una escenografía rústica y sencilla, se funde, fusiona y confunde con el personaje.

“Se trata de una obra intimista donde las emociones quedan presentadas al natural, cuidando cada detalle con esmero, ayudándonos a adentrarnos en cuestiones vitales de carácter existencial”, asegura Guzmán.

LUCES Y SOMBRAS

“El objetivo principal del espectáculo es transportar al espectador, a través del recorrido del propio protagonista, por las luces, sombras, dudas, recuerdos y vivencias  de un hombre sencillo que no ha sido capaz de cumplir su sueño y que se cuestiona si ha merecido la pena vivir sin conseguirlo y nos anima a cuidar y perseguir, con toda la pasión y el alma, aquello que más queremos culminando este viaje en la intensa reflexión final”, se lee en el dosier de prensa.